Cuentaconmigo: Cuentos Personalizados

CUENTA CONMIGOCuentos, historias, artículos, videos y demás nos ayudarán a reflexionar. Dejemos que fluyan las emociones y dejemos salir de nuestro interior nuestro verdadero YO.

sábado, 26 de febrero de 2011

CUENTOS PARA ADULTOS

Cada día que pasa nos estamos convirtiendo en una sociedad individualista y egoísta, en donde los sentimientos los hemos dejados aparcados en algún lugar de nuestro corazón.

Aquellas generaciones en las que convivían familias enteras; abuelos, tíos, padres e hijos. En dónde conocíamos a nuestros vecinos y cuando teníamos necesidad de su ayuda, se pedía sin ningún temor. ¿Quién de nosotros sabe quién vive en el 5 piso? ¿Cómo se llama? ¿Sí tiene hijos o no?

Todo aquello ha cambiado y ahora las familias simplemente son personas individuales con hijos como mucho. A nuestros padres mientras nos sirven para que cuiden de nuestros hijos, los mantenemos a nuestro lado, pero en el momento en que éstos ya no se pueden valer por sí mismo, los repudiamos en residencias.

Lo que no nos damos cuenta es que un día nuestros hijos harán lo mismo con nosotros y todos nosotros terminaremos en esos centros tristes y oscuros, faltos de cariños, de abrazos y de sentimientos. Qué fácil es el esconder lo que sentimos porque si uno no siento remordimientos, no tendrá problemas en mandar a sus padres a un centro.

En otros ámbitos de nuestra vida, tampoco las personas queremos mostrar nuestros sentimientos, nos da miedo que la otra persona nos haga daño, así que es mejor esconderlos.

En fin, que nos estamos convirtiendo en seres autómatas, porque no nos damos cuenta que lo que nos hizo humanos fue eso: “Los sentimientos y Las emociones que los seres humanos tenemos”. Los animales no aman, no ríen, no siente. Nacen, procrean y mueren, y durante ese tiempo siguen su evolución natural. Sin embargo, nosotros podemos amar, sentir tristeza, alegría incluso ira y todo ello nos hace distintos de los animales. Es decir, debemos o mejor dicho necesitamos expresar nuestras emociones. Nos lo debemos a nosotros mismos para poder seguir siendo humanos, debemos querer a nuestros seres queridos y decírselo, ayudar a nuestros hermanos y estar con ellos, de esta manera nos sentiremos plenos.

Si os dais cuenta todas las filosofías, las religiones e incluso las terapias de los psiquiatras. Todas ellas tiene un nexo común, y este no es otro que la expresión de lo que sentimientos positivos, el educar nuestras emociones. El controlar y expresar nuestras emociones reactivándolas para que pasen de negativas a positivas, es decir, ver el lado positivo de la vida.

Bien, después de todo lo dicho, os diré que los cuentos personalizados os ayudan a eso; a veros reflejados, a haceros sentir todos esos sentimientos que lleváis dentro, a recordar el porqué os enamorasteis de la persona que tenéis a vuestro lado, o porqué vuestra amiga es tan importante en vuestra vida. Pero además y quizás lo más importante es, que a través del cuento, estáis expresándoos, estáis diciendo en voz alta cuales son vuestros sentimientos. Y eso bueno, porque empezáis a educaros en vuestras emociones y a utilizarlas, además yo os aseguro que después de escribir el cuento podréis comenzar a expresar más vuestros sentimientos.

Parece una tontería y más hoy en día pero los abrazos, el contacto con los demás, todo ello nos hace recargar nuestro cuerpo de energía positiva. Compartamos nuestros sentimientos, digamos a nuestras parejas, a nuestra familia, y por favor, sobre todo a nuestros hijos, todo lo que sentimos por ellos.Ya veréis como os sentiréis mejor con vosotros mismos y sobre todo pondréis un granito de arena para que la humanidad vuelva a su esencia natural; que no es otra que la transmision de los sentimientos. Tengamos a nuestro lado a nuestros mayores, compartarmos con ellos sus últimos momentos, enseñemos a nuestros hijos lo importante que es la unión familiar y la expresión de ésto.

No seamos individualista porque al final si seguimos esa línea terminaremos siendo seres egoístas, autómatas, en una palabra engendros. Si compartes con los demás, no sólo te sentirás más humano sino que tu cuerpo estará más sano.

Espero que este discernimiento, por supuesto totalmente personal, nos haga pensar y abra la caja de Pandora para muchos de nosotros.

Y a los hombres, a quienes por su condición, no se les ha educado en el campo de las emociones, a ellos les pediría que comenzasen a expresar sus sentimientos, veréis cómo os sentiréis mucho mejor.

Y por último, os diré que el cuento es una buena herramienta para ayudaros a comenzar esa nueva andadura, para decirle a vuestros seres queridos todo lo que sentís por ellos.

Animaros a escribir el más bello cuento de amor o de amistad, porque a través de él, abriréis expresaréis a las personas queridas todos los sentimientos que lleváis dentro de vuestro corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada